domingo, 27 de febrero de 2011

NECESITO REAFIRMAR LOS CIMIENTOS



Quiero que me sorprendas con una sonrisa amplia y rompas.
Que rompas las paredes, el cielo, mis muros y mi piel. 
Quiero quedarme más desnuda de lo que nunca he estado. 
Y entenderlo todo.
No pidas permiso antes de entrar.
Entra y punto .




Cuando me encuentres, me poseerás .... ese día, o más tardar al siguiente, aunque no quiera me llevarás a la cama.

Sin pedirme permiso, te acercarás, tocarás todo mi cuerpo y me poseerás sin compasión.

Me dejarás con una enorme sensación de cansancio y sentiré  voluntad de entregarme al máximo.

Lentamente me sentiré  erizada y me harás transpirar profundamente.

Me harás gemir y hasta llorar.

Me dejarás sin aliento, sin aire y mi cabeza conocerá fuertes pulsaciones.

Mientras estés conmigo, no te sentirás capaz de salir de la cama.

Y cuando terminemos, te irás sin despedirte, con la convicción que....

¡Un día volverás!

Eso es lo que pediría a alguien que "menudea mi escote_ y que me estuviera pidiendo a gritos le amará.
El que no arriesga, no pierde. Sencillo, pero atrevido. ¡A lo mejor es ella la que necesita que tu la sudes!
No puedo poner más que este es un sitio público, y estas no son palabras aptas


Tranquilo Capitán , soy pirata independiente. Ya hemos tenido bastante. Demasiado descanso, demasiada cerveza, demasiado relax, demasiado arrocito de pescado… si nos acostumbramos al aburrimiento y la buena vida luego no sabremos sufrir. Zarpemos…
Enfilamos rumbo  Gibraltar, ya con ganas de salir de esta mansa bañera que es el Mediterráneo. La navegación es tranquila, viento suficiente pero no demasiado fuerte. Podemos charlar sobre cubierta, disfrutar de las templadas noches de luna llena, beber cervecitas mientras nos divertimos pescando, disfrutar del mar… Pero antes de enfilar el estrecho tenemos una parada obligada: Alborán. Donde podremos, visitar, si el tiempo nos lo permite, la cueva de LAS MORENAS