viernes, 18 de febrero de 2011

VIERNES EMPIEZA MI DESESPERACIÓN

Empieza mi desesperación
porque sé que en dos eternos
días no te veo.
Cómo crees que te puedo apartar,
si cuando no te veo me muero,
se me encienden las entrañas,
no vivo, no respiro, no como, no duermo.
Ayer me fui sin poder decirte
aunque hubiera sido
un maldito adiós con la mirada,
por favor hoy vente conmigo,
no sé cómo?, pero dame lo suficiente
para poder respirar estos dos malditos días.
Me levantado, y lo primero que hago
es mirar, a ver si se te han ocurrido
más palabras, de esas que me enamoraron,
antes de saber quién eras.