miércoles, 2 de marzo de 2011

¿POR QUÉ NOS EMPEÑAMOS EN DECIR NO CUANDO NUESTRO CORAZÓN QUIERE DECIR SÍIÍÍÍÍÍ?

 No sé, si realmente me confundo, pero si no es es así, que sepa, en MAYÚSCULAS, lo que una tonta enamorada, puede perdonar, después de mendigar, aunque fuera una mirada, que en el fondo me dijera, eres tú y nada más que tú, a la que yo buscaba.
Sal de tu destierro
sal de tu prisión
sal de tu exilio
que aunque de tu apellido hayas renegado,
y fue a mi a la que hacías daño
no te preocupes, ángel mío,
que solo una madre sabe perdonar,
a un hijo, si está arrepentido
Por estar a tu lado
cambiaria mi fe con el mismo diablo
por estar a tu lado
tatuaría en mi piel la huella de tus manos
viviendo mi destierro
tan lejos de tu corazón,
yo asistiria al entierro de
del amor, que como madre
te he dado.
nooh oh.
Aún conservo esa manía
de dibujar tu cara,
cada noche,
antes de acostarme,
y soñar, día tras día,
que me rescatases del Monte del Olvido,
donde yaze mi alma,
mi vida y mi cuerpo,
desde que renegastes
de tu apellido
_ HIJO
sólo para hacerme daño.
No te preocupes,
que una madre lo perdona todo,
sal de tu destierro,
coge mi mano,
y sácame cuánto antes,
del Monte del Olvido.

Por favor te lo pido, hazme sentir, hazme soñar, hazme reír,ayúdame a levantarme, y esperar, en forma de locura que seas tú, la primera persona, con la que me pueda cruzar, y te diga bien contenta, y esperanzada, "buenos días amor mío",que durante el día seamos cómplices , y nos busquemos, como lo hacíamos.

No hay comentarios: